Get Adobe Flash player

Biomasa


   

LA BIOMASA ES UNA DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES MÁS VERSÁTILES. PUEDE SUSTITUIR A COMBUSTIBLES FÓSILES SÓLIDOS, LÍQUIDOS O GASEOSOS, PRESENTÁNDOSE COMO UNA OPCIÓN MODERNA PARA ABASTECER LOS CONSUMOS ENERGÉTICOS DE NUESTRAS CASAS, TRABAJOS, INDUSTRIAS E INCLUSO PARA LA PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA. ACTUALMENTE SU CONTRIBUCIÓN AL BALANCE ENERGÉTICO EN ESPAÑA ES LA MÁS IMPORTANTE ENTRE TODAS LAS RENOVABLES.


En España se utiliza biomasa obtenida de muchas y muy variadas fuentes (astillas forestales, huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, etc) lo que asegura un suministro continuo y abundante en cualquier punto de nuestro país. Su aprovechamiento, tanto en aplicaciones térmicas (climatización, ACS o procesos industriales) como en centrales eléctricas, tiene indudables ventajas ya que además de sustituir a cualquier energía fósil, esto se realiza dando las mismas prestaciones de confort, sencillez y calidad, y generando un ahorro económico debido al menor precio de la biomasa frente a los combustibles convencionales. En este sentido el aprovechamiento de la biomasa procedente de restos forestales, especialmente de leñas, para usos térmicos es un elemento característico de España, líder europeo en los denominados “montes leñeros” cuyo uso principal es la producción de madera para energía.

En las aplicaciones térmicas se está produciendo en España el reciente pero vigoroso crecimiento de una nueva actividad económica en el ámbito de la producción de combustibles densificados (pélet principalmente). Numerosos industriales de distintos sectores de actividad están llevando a cabo inversiones que permiten estimar que la capacidad de producción se ha multiplicado por 10 en los últimos años, pasando de 60.000 t/año en 2004 a una capacidad de producción cercana a 600.000 t/año en 2009.


        Biomasa natural: es la que se produce en la naturaleza sin la intervención humana.

        Biomasa residual: es la que genera cualquier actividad humana, principalmente en los procesos agrícolas, ganaderos y los del propio hombre, tal como, basuras domésticas [residuos sólidos urbanos (R.S.U.)] y aguas residuales.

        Biomasa producida: es la cultivada con el propósito de obtener biomasa transformable en combustible, en vez de producir alimentos, como la caña de azúcar en Brasil, orientada a la producción de etanol para carburante.


VENTAJAS DE LA ENERGÍA DE LA BIOMASA

 

        El uso de los residuos forestales y agrícolas disminuye el riesgo de incendio y mejora la calidad del bosque.

        La digestión anaerobia elimina residuos orgánicos cuya acumulación representa un grave problema de contaminación.

        La utilización de tierras para cultivos energéticos ofrece una salida económica a muchas comunidades rurales.

        Los cultivos energéticos exigen menos fertilizantes y herbicidas.

    El combustible es mucho más barato que los fósiles (gas natural, butano, propano o gasóleo) y que la electricidad. Con una caldera de pellets puede llegarse a ahorrar un 40% de la factura.


        En general, no requiere tecnologías sofisticadas ni costosas.

        Se reduce la acumulación de R.S.U. al usarlos para obtener energía.

        Es una fuente de energía local y contribuye a generar empleo.

       Las calderas de biomasa son muy ecológicas. Es un sistema de calefacción medioambientalmente recomendable: renovable, limpia y ecológica


•    Fomentan la independencia energética de las grandes empresas de energía.

 

DESVENTAJAS DE LA ENERGÍA DE LA BIOMASA

 

        El rendimiento energético de la biomasa es menor que el de los carburantes derivados del petróleo.

        Las instalaciones industriales preparadas para el uso de biomasa requieren una inversión  mayor que las que utilizan combustibles fósiles.

        El almacenamiento de la biomasa requiere más espacio.

        El mantenimiento es ligeramente mas costoso.